La pobreza: un gran reto mundial

La pobreza es una de las principales problemáticas que aqueja al mundo y una de las trabas más complejas para su desarrollo.

¿Qué se entiende por pobreza?

Para entender las diferentes dimensiones que abarca la pobreza, hay que entender la idiosincrasia y el estilo de vida de cada comunidad y sus individuos. La pobreza puede entenderse como la falta de ingresos para tener una calidad de vida adecuada, sin embargo, también se manifiesta como un fenómeno multidimensional relacionado a la escasez de capacidades y conocimientos básicos para subsistir. 

La pobreza trae consigo desigualdad, lo cual perjudica el crecimiento económico, atenta contra la cohesión social, alimenta a las crisis políticas y sociales y, en gran parte, genera inestabilidad y conflictos. 

La situación económica estable y el abanico de oportunidades que pueda tener un individuo es de vital importancia, porque le permite alcanzar el bienestar que busca y necesita para una calidad de vida digna. Es por ello que, la pobreza, es uno de los grandes retos a afrontar para el desarrollo sostenible mundial. Muchos países se encuentran planteando formas de erradicarla o, al menos, disminuirla considerablemente.

Algunas de las causas de la pobreza en el mundo

Entre las causas de la pobreza se incluyen el desempleo, la exclusión social y la potencial vulnerabilidad de ciertas poblaciones frente a desastres, enfermedades y otros fenómenos que les impiden desarrollarse productivamente. 

Otras de sus causas son las heredadas históricamente, las cuales se acrecientan con el paso del tiempo. Estas se pueden dar en familias donde la pobreza extrema estaba latente y no se pudo alcanzar un cambio significativo por aspectos geográficos o falta de oportunidades.

Algunos factores externos como los conflictos bélicos o el cambio climático son agravantes de grandes dimensiones para el retroceso de una comunidad. Estos eventos traen pérdidas y consecuencias significativas que, con el pasar del tiempo, pueden llegar a ser difíciles de revertir. Además, obligan a los afectados a iniciar de cero, a causa de la migración a otros países o en su mismo territorio, pero con gran parte de recursos reducidos a cero por las secuelas de aquellos eventos fatídicos.

Una persona con poca o nula educación tiene menos chances de desarrollarse libremente y mantener una vida digna, porque no posee herramientas básicas para hacerse de oportunidades y mejorar su situación económica. 

Finalmente, la falta de acceso a agua potable y saneamiento, las deficiencias nutricionales debido a la mala alimentación y la carente accesibilidad a la asistencia médica, son otros de los factores que hacen que una comunidad se vea en estado de pobreza.

Tipos de pobreza

Podemos dividir la pobreza entre 2 tipos: pobreza crítica y pobreza extrema. A continuación, te las detallamos.

  • Pobreza crítica. Las personas que la padecen tienen escasas posibilidades de obtener la canasta básica de consumo, compuesta por alimentos, insumos y los servicios básicos fundamentales.

    Las personas que se encuentran en esta situación, invierten los pocos ingresos que generan, únicamente, en alimentación.
  • Pobreza extrema. Se encuentra un peldaño por debajo de la crítica. Los individuos que la padecen, no tienen acceso a la canasta básica de alimentos.

    Muchos de ellos se encuentran en las calles, como por ejemplo, los indigentes.

Por otro lado, otros 2 tipos de pobreza se pueden distinguir de acuerdo al contexto socioeconómico, estas son: pobreza absoluta y pobreza relativa.

  • Pobreza relativa. Depende del entorno socioeconómico inmediato en el que convive un individuo, ya sea una ciudad, una región, un país o un continente.

Pobreza absoluta. Esta es una medición general de la población, tomando en cuenta criterios casi uniformes para dicho análisis, como lo es la canasta básica de consumo.

Posibles soluciones para combatirla

La erradicación o disminución de la pobreza es una problemática compartida por todo país del mundo, es por ello que es de suma importancia asumirla como reto y buscar alternativas para minimizar sus efectos negativos en los individuos.

Además, es un requisito indispensable para el desarrollo sostenible global. Para poder conseguirlo es necesario garantizar la movilización y distribución óptima de recursos, lo que incluye la mejora de la cooperación e involucramiento internacional.

Para combatirla, el rol de la sociedad es esencial, sin embargo si no hay participación ni implicación de la misma, el avance no se verá reflejado de ningún modo. He ahí la importancia del trabajo en conjunto de los ciudadanos.

Está claro que el trabajo en comunidad aporta mucho en la disminución o erradicación de esta problemática, sin embargo, el papel del Estado es vital para que sea un tema obligatorio por resolver, brindando recursos legales que permitan su desarrollo y le brinde agilidad a los procesos de cambio que se propongan frente a esta problemática.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí